Enfrentarse al comentario: buscando el tema (2ª Parte)

El otro día dimos los primeros pasos para realizar este tipo de ejercicios. Pero aun nos queda mucho camino por recorrer. Así que, ánimo, no perdáis el ritmo.

Tras la localización del texto, llega el momento de demostrar que hemos entendido de qué trata el fragmento que se nos ha propuesto para el comentario. De modo que ahora trataremos el tema del texto.

En muchas ocasiones parece algo sencillo, por ejemplo, fijémonos en este fragmento de un poema de Baudelaire que aparece recogido en su poemario Las flores del mal:

Ven a mi amante pecho, gato mío;
guarda las garras de tu pata,
y hundirme déjame en tus bellos ojos,
mezclados de ágata y metal.

Sin duda Baudelaire, en un principio, nos está hablando de su gato.  En el primer verso aparece el sustantivo gato y el verbo ven se refiere va dirigido al felino. En el segundo verso, las garras y la pata pertenecen al mismo animal, la referencia sigue siendo la misma; al igual que ocurre con los bellos ojos del tercer verso. Por lo tanto, si lo que más se repite es el gato, y todo gira alrededor de él, el tema puede ser ese.

Otras veces, el texto será más complicado; sin embargo, averiguar de qué trata seguirá los mismos pasos. La clave de todo el asunto es fijarnos en las palabras, primero en los verbos y los sustantivos que se han usado, y después en los pronombres, determinantes, adjetivos… y a quienes se están refiriendo.

Ahora solo queda practicar y practicar, y aunque yo os haya puesto aquí un verso, recordad que esta forma de análisis sirve para cualquier texto que leáis. Ahora me despido, que tengo muchas lecturas acumuladas.

¡Nos vemos!


Apúntate con tu nombre y correo electrónico:

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone